El objeto a: doblez del sujeto

$1.300

No estamos pensando en teoría, durante la cura ni recordamos, la mayoría de las veces, lo que hicimos. Nos topamos todo el tiempo con la repetición y con el goce que la promueve, pero no siempre encontramos un modo eficaz de decir algo de eso. Para que un analista pueda decir una palabra eficaz debe poder leer en el decir analizante y también en la contingencia de alguna acción o mostración, debe embarrarse en el lodo de la transferencia negativa y “enredarse los pies” en el Edipo. El hablante es capaz de decir con su cuerpo –así se inventó el psicoanálisis, con la histeria– pero, además, es capaz de decir mostrando porque se trata de un saber que no habla, el del objeto a. Leerlo es introducir lo no dicho en el discurso, o bien, dicho de ese modo, mostrado

Categoría: Etiqueta: